Biblioteca de salud

Volver a la biblioteca de salud principal

Hamilton Health Care System
706.272.6000
hamiltonhealth@hhcs.org

Evaluación de trabas al ejercicio


Revisado el 20 de noviembre de 2019

Evaluación de trabas al ejercicio

Muchos de nosotros nos enfrentamos a obstáculos cuando se trata del ejercicio. Pero por cada obstáculo, hay una solución, o incluso varias.

Para obtener consejos sobre cómo superar los obstáculos que enfrenta, realice la siguiente evaluación.

Nota: Esta evaluación no debe reemplazar una consulta con su proveedor de atención médica.

No tengo tiempo para hacer ejercicio.

Lo más probable es que tenga más tiempo libre de lo que cree, si lo busca. Supervise sus actividades diarias durante una semana. Lo más probable es que encuentre momentos en los que pueda hacer ejercicio. Puede caminar o trotar durante parte de la hora del almuerzo o hacer ejercicio a media mañana en lugar de tomarse un descanso para tomar café. Sea creativo.

Creo que el ejercicio es aburrido.

Intente hacer ejercicio con un amigo. Si le pide a un amigo que lo acompañe en la caminadora o bicicleta estacionaria, el ejercicio le parecerá menos aburrido.

De lo contrario, desafíese. Fijarse un objetivo, como completar una carrera de 5 km, hace que las sesiones de ejercicios tengan sentido.

Además, haga que sus rutinas sean variadas. Por ejemplo, si suele nadar, intente sustituir otra actividad, tal como caminar, durante unos días cada semana.

Estoy muy cansado para hacer ejercicio después de un día de trabajo.

Intente programar sus sesiones de ejercicios para hacerlas antes del trabajo, tal vez pueda levantarse media hora antes de lo normal y empezar la mañana corriendo o realizando algún otro tipo de ejercicio.

No hay nadie que pueda cuidar a mis hijos mientras hago ejercicio.

Analice la posibilidad de turnarse el cuidado de los niños con un amigo o familiar que también tenga hijos. O mientras sus hijos duermen una siesta o están jugando, intente hacer actividades en casa. Use un video de ejercicios, haga sentadillas o salte la cuerda.

Mejor aún: si sus hijos son lo suficientemente mayores, convierta el ejercicio en una actividad familiar. Haga caminatas, juegue a la pelota o al gato y al ratón con sus hijos.

Viajo demasiado como para poder seguir un programa de ejercicios.

Ahorre en taxi: pida un mapa de la ciudad y camine siempre que sea posible. Si el hotel tiene un gimnasio, aprovéchelo.

Y recuerde: siempre lleve consigo una cuerda para saltar o una cinta de resistencia. Pueden ser una alternativa si no hay una piscina o gimnasio en su hotel.

No tengo la ropa adecuada para hacer ejercicio.

Use cualquier ropa cómoda. Solamente debe asegurarse de que los zapatos le calcen bien.

No quiero gastar mucho dinero en la membresía de un gimnasio o en equipo para hacer ejercicio.

No es necesario gastar muchísimo dinero para hacer ejercicio. Las actividades diarias, como la jardinería o jugar con los chicos, son una forma de ejercitarse. También puede crear su propio equipo para hacer ejercicio. Por ejemplo, fortalezca sus músculos levantando jarras plásticas llenas de agua o arena.

Si desea inscribirse en un gimnasio, busque la manera de que sea más barato. Por ejemplo, averigüe si su empleador ofrece descuentos en la membresía en algún gimnasio.

Ya que no tengo sobrepeso, el ejercicio no me parece tan importante.

Bajar de peso es solamente uno de los buenos motivos para agregar el ejercicio a su rutina. Mantenerse activo puede mejorar su estado de ánimo, ayudarle a dormir y darle más energía. También le ayuda a reducir el colesterol, la presión arterial y el riesgo de tener enfermedades del corazón, diabetes de tipo 2 y algunos tipos de cáncer. Y estos son solo algunos de los muchos beneficios del ejercicio.

No quiero estar adolorido después de entrenar.

El ejercicio no debería provocarle dolor si empieza una actividad de forma gradual. Otra forma de evitar tener dolores en los músculos es calentar y enfriar correctamente.

Soy muy tímido para hacer ejercicios con otras personas.

Hágalo solo. Escoja una actividad que no tenga público. Haga ejercicios en casa con un video o camine por su cuenta.

Tengo un problema de salud y me preocupa que el ejercicio lo empeore.

Cuéntele sus preocupaciones a su médico. Lo más probable es que lo aliente a hacer ejercicio. Esto es porque la mayoría de los problemas de salud suelen disminuir con la actividad física.

Aplique el sentido común y sea cauto cuando haga ejercicio. Deje de hacer ejercicio inmediatamente si siente dolor o le falta el aire, se siente mareado, débil o con náuseas.

No soy lo suficientemente hábil para los ejercicios complicados.

Mantenga una rutina básica, como caminar, trotar o subir escaleras. También considere la posibilidad de inscribirse en un grupo o clase de ejercicios.

Hace mucho frío (o mucho calor) afuera para hacer ejercicio.

Encuentre una actividad que se pueda realizar en interiores, como caminar en un centro de compras que esté cerca o hacer ejercicios en casa con un video. Hágase miembro de un gimnasio o centro comunitario, sería ideal que pudiera hacer pagos mensuales en lugar de pagos anuales, cuando el clima es un problema.

Aprenda más sobre el ejercicio. 

Fuentes: American Council on Exercise; American Diabetes Association; Centers for Disease Control and Prevention; National Institutes of Health

What patients say about Hamilton Health Care System