Biblioteca de salud

Volver a la biblioteca de salud principal

Hamilton Health Care System
706.272.6000
hamiltonhealth@hhcs.org

Revisado el 23 de octubre de 2019

Salud de las uñas: ¿Mito o realidad?

¿Cuánto sabe sobre sus uñas? Ya sea que pase horas a la semana o minutos al mes cuidándolas, es posible que no tengas todos los datos correctos. Vea si puede encontrar la verdad en este cuestionario.

Mito o realidad: Sus uñas pueden darle pistas sobre su salud.

Realidad. Las uñas gruesas o descoloridas pueden indicar ciertos problemas de salud, como anemia, diabetes, problemas cardíacos y pulmonares, y enfermedades hepáticas y renales. Las uñas quebradizas son un signo normal de envejecimiento, pero también pueden ser causadas por una enfermedad. Si tiene algún cambio en sus uñas, hable con un médico.

Mito o realidad: Las manchas blancas en las uñas significa que dijo una mentira.

Mito. A decir verdad, tales manchas también aparecen, y eventualmente crecen, en una uña lesionada. La decoloración blanca se llama leuconiquia y puede aparecer como líneas o manchas o cubrir toda la uña. Sin embargo, la leuconiquia también puede acompañar a problemas de salud como neumonía, insuficiencia renal, enfermedad cardíaca e intoxicación con arsénico.

Mito o realidad: El cáncer de piel puede crecer debajo de las uñas.

Realidad. Aunque es raro, una veta oscura que no mejora gradualmente o que se agranda con el tiempo podría ser un signo de melanoma, la forma más letal de cáncer de piel.

Mito o realidad: Recortar las cutículas es bueno para las uñas.

Mito. Las cutículas son una barrera que ayuda a prevenir infecciones. Por lo tanto, es mejor si no las recorta. Pero si no puede resistir empujarlas hacia atrás, hágalo suavemente después una ducha o baño.

Mito o realidad: Mojar las uñas en gelatina las hace más fuertes.

Mito. Su mejor apuesta para uñas fuertes es una dieta saludable que proporcione mucha proteína y vitamina B7, también conocida como biotina. Los alimentos que contienen ambas incluyen huevos, pescado y carne, así como almendras y nueces.

Mito o realidad: Morderse las uñas es un hábito inofensivo.

Mito. Morderse las uñas puede causar llagas abiertas, lo que podría dejarlo vulnerable a una infección. Y morderse las uñas, que se conoce como onicofagia puede provocar también una infección de las encías.

Si cree que tiene un problema en las uñas, hable con un dermatólogo, quien puede ayudar a identificar el origen.

Fuentes: American Academy of Dermatology; National Institutes of Health

What patients say about Hamilton Health Care System